Make your own free website on Tripod.com
Bitácora de un Autito de Juguete
« October 2017 »
S M T W T F S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31
You are not logged in. Log in
Entries by Topic
All topics  «
Blog Tools
Edit your Blog
Build a Blog
View Profile
Blogs 3 :)
Blog C3
Bitacora de Viajes
Explorando Peru
La Bitacora de un Osito de Peluche :)
La bitacora del Osito de Peluche
Blogs Directory
BlogsDir
26 April 2006
MUDANZA!!!!!!!

La Bitácora del Autito de Juguete se ha mudado a:
http://toy-land-rover.blogspot.com éste Blog va a quedar donde se encuentra, nada se va a borrar, pero las nuevas reseñas se van a añadir al nuevo blog.

Un Saludo a todos
El Autito

Posted by yelinna at 1:19 PM EDT
Updated: 26 April 2006 1:32 PM EDT
Post Comment | View Comments (1) | Permalink
19 March 2006
Domingo 12 de Marzo: Songos!

Esta vez con la gente de Camycam!

 

Parece la selva, pero no lo es.

Songos es una quebrada que se ubica un poco más allá de Corcona, a unos 2700 msnm. Llegamos a la entrada a Songos a eso de las diez de la mañana, pero para llegar hasta los Toboganes hay que caminar mucho más.

A 2700m no hace calor en verano. El cielo se nubló deprisa aunque en Lima estuvo soleado todo el día. Parecía invierno.
El camino hacia los toboganes está tan lleno de
vegetación que parecía que estuviéramos en la selva alta. En realidad no hay camino, una vez pasado un pequeño claro hay que saltar por el río y entre las rocas, las cuales son muy resbalosas si están mojadas.
Las plantas no ayudan, ni siquiera para agarrarse e intentar no caer: todas ellas (troncos, tallos, incluso hojas) están cubiertas por enormes espinas.
En estos casos llevar sombrero o gorra se hace muy útil para protegerse la cara.
Son algo curioso estas plantas: de lejos parecen higueras, sólo las delatan sus espinas.

A unos quince minutos desde el claro el río forma una cascada de dos o tres escalones de dos metros de alto cada uno los cuales hay que subir con cuerda. No hacía mucho frío aún, pero el agua estaba helada. Lo que salvó a la cámara, al USB y las pilas de mojarse (el reloj de mi dueña no tuvo tanta suerte) fue el haberlos envuento en bolsas de plástico... no hubo una para mí...
:(

Jean, uno de los guías de Camycam y un excelente escalador, era quien sujetaba la cuerda para que los demás pudieran ascender.

De allí tuvimos que escalar un poco más por rocas tan lisas como una pared y con una pendiente de 45 a 60 grados. No es tan difícil el ascenso... hasta que te pones a pensar en cómo vas a hacer para bajar.
Los guías dicen que, usando un casco, una persona puede deslizarse por el tobogán, pero Marzo es plena época de lluvias, el río está crecido y no se ve nada seguro.
Hubiera sido arriesgado, por eso nadie lo hizo. 

Las fotos de ese día están akí.


La aventura realmente comenzó al regreso. Subir y bajar de la cima del tobogán es fácil pues hay pasto por un lado por el que se puede caminar y agarrarse, lo malo viene después, cuando sólo quedan esas plantas espinosas. Ya había empezado a llover poco antes de llegar a los toboganes, pero la lluvia realmente se hizo fuerte al comenzar el descenso.
Era fácil hundirse hasta los tobillos en el barro y resbalarse sobre él. Hubo quienes se cayeron y se arañaron con las espinas de las plantas. Hacía un frío endemoniado y todos estaban con la ropa mojada. Aún así, mi dueña llegó a tener el short tan sucio que no le importó meterse en el río hasta la cintura só para lavarse un poco.
Esto no es tan molesto mientras la gente se esté moviendo, pero cuando llegamos a la cascada de los dos o tres escalones (desde arriba se ve la sima de varios metros y una pendiente de más de 60 grados) tuvimos que detenernos. Sólo había una cuerda y un arnés para veinte personas. Sólo podía bajar una a la vez mientras los demás esperaban bajo la lluvia.
Aparte: la lluvia había hecho crecer el río, la corriente estaba fuerte, y el agua helada.
Bajar se hizo tan lento que algunos de los chicos bajaron por la cuerda sin usar el arnés... hasta que se dieron cuenta de que esto era aún más lento. Como decía mi dueña: "Estás temblando tanto, y tienes los músculos tan tensos por el frío que no sabes si podrás hacerla. Pero una vez que tienes la cuerda entre tus manos mágicamente recuperas el control de tu cuerpo; y mientras desciendes, a pesar del agua y la lluvia, te olvidas del frío, ya no lo sientes, sólo puedes pensar en no caerte y romperte el cuello."

Los guías se colocaron en la cascada para ayudar a los que bajaban si lo necesitaban. Ingreen (quien hizo del Color Rojo en la navidad en Chacaya) estuvo metida en el río todo el tiempo, mientras la gente descendía. Algo impresionante el quedarse en el agua durante más de dos horas, especialmente porque el frío permitía ver el aliento al respirar y porque ya eran más de las cinco de la tarde.
Le gente demoraba unos cinco minutos para bajar como promedio. En cambio cuentan que mi dueña lo hizo al toque. Antes de que se diera cuenta ya estaba sobre el tronco apoyado en el último escalón. El agua caía con tanta fuerza que la empujó hacia atrá, pero no se hizo daño. Se quitó el arnés tan rápido como pudo y salió tambaleándose del agua helada. Por haber descendido tan rápido, uno de los chicos que estaban ahí abajo le estrechó la mano :D

Antes de que ella descendiera ya habín bajado cuatro o cinco personas y algunas ya habín partido de regreso. Jean la dirigió de vuelta al claro a través del río y las rocas. La lluvia había formado una pequeña caída de agua donde no debía estar y jsuto en una de las partes más difíciles de cruzar. justo allí había que deslizarse por una roca con peligro de caer al agua, dos metros má abajo.

Cuando Jean y ella llegaron al claro ya estaba oscureciendo y no había nadie. Jean tuvo que volver para ayudar a la gente que todavía no bajaba de la cascada. Felizmente ya no llovía. A los quince minutos Jean regresó, pero sólo con una persona:
Mary, quién no tenía ropa para cambiarse y estaba totalmente mojada. Ya estaba oscuro y mi dueñ, quien carece totalmente de sentido de la orientació, no quiso arriesgarse en ir a la carretera a pesar de que la noche estaba muy clara, pues era luna llena. Lo único que pudo hacer por Mary fué prestarle su toalla mojada para que se cubriera un poco. Aunque mi dueña se puso a correr y saltar no entraba en calor, más era lo que se cansaba, así que lo dejó. Jean se puso su linterna, le dió su celular a cuidar a mi dueña y volvió por más gente.

Quince minutos después regresó. Dado que Mary ya no aguantaba el frío partió a la carretera con dos chicos más, quedándose en el claro Yelinna, mi dueña, y Cecilia. Jean condujo a ambas bajo unos árboles y volvió para traer al resto de la gente.

Serían eso de las siete de la noche cuando Cecilia (age=19) y Yelinna (age =25) quedaron solas. Ambas ya se habían puesto encima la ropa
medianamente seca que tenín para cambiarse (aquís, en medio de la noche ¿quién va a estarte mirando?) cuando empezó a llover nuevamente. Bajo los árboles no se sentía tanto la lluvia pero Yelinna tuvo que improvisarse un impermeable con una bolsa de plástico. Fue entonces que empezó la prueba de resistencia mental: no podían ir a la carretera (ninguna recordaba el camino y menos en la noche) y no sabían cuánto demorarían los demá. Así que en lugar de simplemente permanecer paradas (todo estaba tan mojado que no había dónde sentarse) Yelinna se puso a hablar de lo que sea que se le venía a la cabeza. Una forma de hacer pasar el tiempo más rápidamente y de hacer ruido y mantener el ánimo alto.
Habló de todo lo imaginable e inimaginable: La casa de Lima, la de Chaclacayo, sus primos, su abuela, los cortes de agua y luz en 1990, la presión de agua en el baño del caurto de su mamá, del grupo de Ci-Fi, de los pronósticos de sequía para Lima en el 2025, de sus salidas de trekking, de la universidad, del ascensor espacial, de los apagones a finales de lso 80s, de los pishtacos, de los libros que les sobraban... Cecilia a su vez contó de su universidad, de las dos semanas que estuvo en la sierra de trabajo ocupacional y de su amigo que quiere armar una biblioteca en Cañete.
Llegó un momento en que Yelinna ya ni sabía lo que decía, empezaron a llamar a los otros, Yelinna a lanzar lisuras, a reírse...
Yelinna se trepó en una piedra esperando poder ver las luces de las linternas acercándose y mientras tanto hacía toda clase de tonterías para tener un motivo de risa, como su pequeña obrita de teatro en medio de la oscuridad: 
- ¡Oh, luz, ven a mí, que tanto te necesito!-la actriz alza los brazos al horizonte-te entrego mi corazón entero -hace ademán de abrirse el pecho- con la aorta y la vena cava.... - en este momento público y actores se matan de la risa.
De rato en rato se veían las linternas a lo lejos, aparecían y desaparecían, para luego dejarse ver mucho rato después.
Durante una media hora se formó una espesa neblina que le daba al paisaje un aspecto fantasmal, como de película de terror. Fue Cecilia quién notó a la gente cuando estaban cerca. Jean traía a un grupito con él, diciendo que aún faltaban dos o tres que bajaran la cascada.
La gente contaba que la cascada que no debía estar había crecido, incluso se habían formado dos cascadas más con el agua de la lluvia. Entonces Yelinna preguntó la hora:
- Cuarto para las diez.
Increíble: Ella y Cecilia habían permanecido de pie, en el frío, esperando, casi tres horas.
El truco de Yelinna funcionó, ellas habían calculado que había transcurrido la mitad de ese tiempo.

Hora el problema era que en casa debían estar preocupados por todos ellos. En esta zona la mitad de los celulares (como el de Jean después que lo comprobara) no tienen señal. La carretera está más cerca de lo que parecía. Ya en la entrada a Songos se decidió qué hacer. Uno de los chicos prestó su celular al resto (mi dueña incluída) para que llamaran a sus casas y tranquilizarlos:
- Hola Papá, voy a  estar a eso de la una en la casa, estoy bien, déjenme algo de comer....
- Ma'!, estamos bien, nos retrasamos, despues te cuento...
Jean propuso caminar hasta el restaurante que estaba a un kilómetro por la carretera. A Cecilia (quien esperaba a sus primos) no le convencía caminar al borde de la carretera, Yelinna era de la opinion de si tenían que ir lo hicieran de una vez. Lo malo es que ni Jean estaba seguro que el restaurante estuviera abierto a esas horas.

Entonces sucedio el milagro: un Bus interprovincial se detuvo.
Dos chicos subieron corriendo, mi dueña casi no lo logra pues el bus ya se estaba moviendo cuando ella se trepó saltando. Fue cosa rara que nadie más trepara pues Jean era el único guía de Camycam en el grupo. Después supe que los últimos bajaron de la cascada a eso de las once de la noche, acompañados siempre por los guías de camycam. Ignoro cómo le hicieron para guantar el frío.
A esa hora el bus ya estaba por Corcona, a media hora de Chosica.

Sucedió que ya no había más sitio en el bus así que los tres aventureros tuvieron que viajar de pie, junto a la puerta del conductor, siempre con el temor de que se les pasara el paradero. Dado que ya era tan tarde para ir hasta Lima, mi dueña decidió quedarse en la cada de Chaclacayo. Lo malo: no estaba la abuela, sólo los guardianes de la casa: la señora Mary y su esposo. Sucedió que tenían la llave de la entrada pero no del interior de la casa.
Felizmente hay un par de pequeños cuartos junto al jardín, así que después de ir a un teléfono público (el cual marcaba las 11:25pm) llamar a la casa de Lima y avisar que estaba bien, Yelinna se acomodó en el más arreglado de ambos cuartos, el cual tiene un baño, una cama y su respectivo colchón, el cual es blando y un poco hundido en el centro, es decir: muy cómodo.
Después de avisar que la despertaran a las ocho de la mañana ("quiero quitarme pa' Lima lo más temprano posible, ya desayunaré algo por ahí") y poner a secar las cosas mojadas (yo incluído) se tiró a dormir casi sin darse cuenta con qué, lo cual no importaba mucho porque en Chaclacayo ya hace calor. Parecía que pasábamos la noche en un hotel para viajeros, con la diferencia que la habitación no constó nada. Grande fué la sorpresa de
Yelinna a la mañana siguiente, poco antes de las ocho, cuando despertó y se dió
cuenta que había usado como almohada la sábana doblada de la cama y como sábana un mantel que había jalado de la tabla de planchar.
No estuvo mal.
Salimos apenas nos avisaron que eran las ocho, luego de ordenar y meter las cosas. Ya para entonces la mochila se había secado, mas no las botas, lo cual era mejor ya que íbamos hacia la calurosa Lima (con una toalla vieja y un reloj barato menos).


Un dato: en la panadería de la esquina en Chaclacayo son unos estafadores: 0.25 céntimos cada pan integral, y los Nerds los venden a cuatro soles la cajita, cuando en el mercado de Jesús María están a tres.


Y ahora, lo que descubrimos al volver, de un correo de Ingreen a mi dueña, quien la llama "Conejita" y cuenta que llegó a su casa a las 3am:
 "Recibí buenos comentarios acerca de ti, como que cuando te vieron pensaron que eras una intelectual de ciudad, pero luego OH sorpresa ereas toda una warrior!!!
:)".

Yelinna está feliz con eso de parecer "intelectual de ciudad" :D :D

Creo que de más está decir que ese mismo Lunes su mamá le sacó una copia de la llave de la puerta de la cocina de la casa de Chaclacayo.

Posted by yelinna at 7:58 PM EST
Updated: 19 March 2006 8:03 PM EST
Post Comment | Permalink
15 February 2006
Playa Mendieta: Sábado 11 a Domingo 12 de Febrero


Playa Mendieta queda en la Reserva Natural de Paracas, en medio del desierto :) Partimos de Lima a la medianoche (después de un retrado de hora y media en la salida) del viernes 11.

Playa Mendieta es una playa como son las playas en realidad: con rocas, algas (muchísimas!), cangrejos (incluso llegamos a ver un alacrán), un lobo marino que fé allí a morir, gaviotas y patillos. Las algas son la cosa más rara e interesante del mundo: parecen hechas de plástico, sus sacos de aire (que usan para flotar) son duros y todas ellas son muy resbalosas, auqnue los tallos son muy resistentes. Nadie estaba seguro de si son plantas o no.

De Lima a Pisco se necesitan casi cuatro horas en bus, y de Pisco a la Reserva se necesita poco más de una hora para llegar hasta Mendieta. La couster nos dejó a unos veinte minutos de caminata hasta la playa. No podia avanzar mas, debido a la humedad de la arena (se sentía extraña, como si fuera arcilla y no arena).

El problema es que la gente parecía no ponerse de acuerdo sobre el lugar exacto para poner el campamento, llegamos a la playa antes de las cinco de la madrugada, y cuando armamos el campamento ya era de día. Esa mañana dormimos un promedio de dos a cuatro horas, ya que a partir de las nueve hizo demasiado calor para permanecer dentro de las carpas.
La cosa se puso buena hacia el mediodía: se desató un fuerte viento produciendo una verdadera tormenta de arena.
Las opciones eran: permanecer fuera con la arena metiéndose hasta en los dientes, dentro de las carpas y morir de calor, o en las heladas aguas del mar. Demás está decir que se optó por lo último:


Esto fué después de que viniera una ola a interrumpir la sesión de fotos. Entre salvar la cámara y salvarme a mí... bueno, creo que es fácil adivinar a quién prefirió salvar mi dueña. (prometí no llorar!!)

 Ese día un grupo decidió ir a Playa La Laguna, a no sé cuanto de caminata de playa Mendieta, sólo tres se quedaron en el campamento: José, Orlando y mi dueña. Justamente en ese momento se pusieron a investigar las algas e incluso tratar de deducir si poseen algún valor calórico, en el hipotético caso de que alguien quede varado en esa playa y necesite comer... y lo más fácil para esa desafortunada persona sería esperar a que la marea trajera las algas y recogerlas. Aunque dada su consistencia de plático, creo que es mejor esperar a la madrugada e intentar cazar los grandes cangrejos rojos que a esas horas se ven corriendo (los pequeños blancos son más numerosos). Nadie discutió sobre cómo conseguir agua potable, quizás porque teníamos mucha y en ese desierto es imposible obtenerla.

 Las fotos están akí, y akí estoy en manos de Paul, quien también estuvo en el viaje a Coriteni y a Chacaya :D

En realidad, creo que si no hubiera sido por la tormenta de arena, mi dueña no lo habría pasado tan bien. Se podían ver las dunas formándose junto al campamento, y de noche, en el interior de las carpas donde cenamos (¿qué tal sabe la comida aderezada con arena? je je) parecía que estuviéramos en medio del Sahara. Sé que encendieron una fogata a eso de las tres de la madrugada del domingo, pero algunos teníamos demasiado sueño para estar allí.


Al día siguiente no hubo tiempo de volver a bañarse en el mar, la couster vino por nosotros a las diez de la mañana. Antes de ir a Pisco a almorzar, pasamos por La Catedral.
En Pisco hay un mercado para comprar recuerdos, pero mi dueña quería tejas, las que son vendidas por señoras que se parean con sus canastas, hay que tener un poco de suerte para encontrarse con ellas.

Personalmente llegué a amar esta playa. Más de una vez vimos 4x4s correr a lo lejos y no todos los dís un carrito de juguete puede sentirse como una 4x4 de verdad (aunque en realidad SOY una 4x4 a escala!)


Posted by yelinna at 11:35 PM EST
Updated: 19 February 2006 11:31 PM EST
Post Comment | Permalink
3 January 2006
Feliz Año Huevo (perdón: Nuevo) 2006


Yo tampoco podía quedarme sin celebrar :)

Lo que está detrás de mí es el pequeño nacimiento de la casa de Chaclacayo

Akí, lo que hizo mi dueña ese primero de Enero: la cena a la medianoche del 31 de Diciembre, arquería en la mañana y billar en la noche del 1 de Enero (oh! ni dueña no juega billar)

Posted by yelinna at 10:04 PM EST
Post Comment | Permalink
28 December 2005
23 de dic: Poniendo las Lucecitas

  


23 de diciembre: puesta de las lucecitas de navidad para la casa de Lima :) Mi dueña y su abuelo Ezequiel se treparon al techo toda la tarde clavando las lucecitas en los tablones de madera que colocaron en el techo (estábamos a unos ocho metros del suelo).


  


Fueron necesarias las escaleras y varios metros de cable mellizo para poner las luces. Al principio da un poco de temor paasar sobre el muro de esta manera, pero después de un rato es fácil acostumbrarse. Cuando mi dueña tuvo que poner las luces de navidad en su facultad, también tuvo que treparse al techo, dos de ellos inclinados, uno a tres metros del suelo y otro a más de diez.


Esta es la foto que me gusta más que las otras, se ve la avenida de fondo y los árboles:



El abuelo y mi dueña perdieron más tiempo corrigiendo los errores de medición (las luces tenían que quedar al centro!!) que clavando y amarrando. Al final la casa se veía bonita con las luces (no la pudimos fotografiar, la cámara de mi dueña no ve de noche), pero resultaron muy pocas para toda la casota y la mayor parte permanece a oscuras, es algo que no se puede remediar por ahora, no existen luces suficientes y la cuenta de luz ya está bastante alta (es broma).
:)

Posted by yelinna at 6:14 PM EST
Updated: 28 December 2005 6:28 PM EST
Post Comment | Permalink
15 December 2005
Navidad en la Montaña - Chacaya 11 de dic

 


Estas fotos son del momento en que partíamos hacia Matucana, a poco más de una hora de Lima y donde pasamos la noche del 10 al 11 de diciembre.
Nuestro destino era el pueblito de Chacaya, el cual queda a una hora aproximadamente de Matucana, a 3500msnm. Las donaciones las habían llevado la noche anterior mientras los demás descansábamos en el hospedaje. Nos despertaron a las seis de la mañana y recién salimos hacia Chacaya a las ocho !!!

Para la repartici%oacuten se reunieron niños de 3 pueblitos: Chacaya, Unturros y Collata.

Las donaciones las pusieron en la escuelita, la cual es apenas un salón grande con las paredes agrietadas. A pesar de que no hemos salido del departamento de Lima y estábamos a poco más de cuatro horas de la capital (concretamente la provincia de Huarochirí), estas regiones no reciben ningún tipo de ayuda estatal, por ejemplo, nótese en esta foto, donde aparece Sandra, se ve la tremenda grieta de la pared del colegio.

Pero los regalos y donaciones abundaron, acá la prueba :D :D



La gente se dividió en varios grupos los cuales se encargaron de distintas cosas: hacer la chocolatada (a esta altura sí tiene sentido tomar chocolate caliente cosa que no ocurre en la costa donde hace calor, como decía una de las chicas: allá es "gaseosada"), los juegos y la obra de teatro. Mi dueña no
estaba en ningún grupo así que decidió quedarse en la escuela con los de teatro, los juegos se hicieron abajo en el cerro, y el comedor, donde hacían la chocolatada, estaba un poco más arriba.


Como no llegaba el chico que debía hacer el papel del conejo en la obra, mi dueña se ofreció para representarlo. Lo único que tenía que hacer era salir saltando en cuanto el
"Color Naranja" mencionara al conejo. No es secreto que las actrices y el actor (Oliver, el único chico en la obra y el que hacía de árbol) se pusieron nerviosos, pero como dijo mi dueña: "si se ríen es que lo hacemos bien", y efectívamente, los niños se rieron mucho, especialmente con La Gallina (Sandra), el Árbol y el Conejo :) (en realidad era disfraz de borrego pero a nadie le imprtó, y todos estuvieron de acuerdo en que el papel le salió muy natural ¿será debido a una vida entera de criar conejos?). Ingreen, quién hizo del Color Rojo, recorrió a pie todo el camino de Matucana a Chacaya (es más de una hora en carro) para no fallarle a la gente y a su "ahijado" (se organizó que una persona le regalara algo bonito a un niño o niña cuyos nombres estaban en una lista), una cosa impresionante.
Al final, se acabaron todas las donaciones (incluyendo las de artículos de aseo que una de las chicas logró que un laboratorio donara), la gente que estuvo en los juegos contaba lo tímidos que son los chiquillos de la sierra, hay que rogarles para que participen y jueguen. "Viven en un lugar tan tranquilo y vienes tú y les haces bulla..."  Muy diferentes a los chiquillos de los pueblos jóvenes de Lima, que tienden a ser insoportables y aprecian lo que les das sólo si les gusta o tiene aspecto de ser caro.

Las fotos están akí y akí



Partimos de regreso después de despedir a los niños de Unturros y Collata que regresaban a sus casas en camioneta.
Hicimos una parada en Matucana antes de seguir camino a Lima, estábamos cansados pero muy contentos, vale la pena venirse tan alto a repartir juguetes :)
Mi dueña y yo pasamos la noche del domingo al lunes 12 en la casa de Chaclacayo a donde llegamos a eso de las siete y media de la noche, mi dueña pasó toda la mañana del lunes conversando con su abuela y alegando después que la señora Mary (quien cuida a la viejita y a la casa) hace la mejor mazamorra de membrillo de todo el departamento de Lima.


Palabras de Yelinna: Me hubiera quedao hasta el amrtes si no hubiera tenido que ir a la fuck-ultad por mis clases de verano, atender a mis conejos y a lavar mi ropa a la jato de Lima (la ciudad).



:D

Posted by yelinna at 10:39 AM EST
Updated: 19 December 2005 11:10 AM EST
Post Comment | Permalink
14 November 2005
Mirando por la ventana
Hace semanas que ni mi dueña ni yo salimos a ninguna parte, asi que para quitarme un poco el tedio quise hacer lo mismo que hizo esta chica:
What I see all Time....
¿qué cosas maravillosas se pueden hallar a través de una ventana? ¿qué espacio para la imaginación, los sueños, los deseos? ¿qué paisajes, qué cosas ocultas hasta que nuestros ojos puedan hallarlas?
Pensando en esto, me deslicé hasta la ventana del cuarto de mi dueña para ver...


... una sucia pared amarilla, el asqueroso techo de la casa vecina y una pared de ladrillos aún más asquerosa.
Al diablo con esto. Si quiero dejar volar mi imaginación prefiero aluscinar que soy un Boeing 747.

"But some day you will be old enough to start reading fairy tales again."... "and then you will notice that the fairies want you pay first for your wishes."

;)

Posted by yelinna at 12:57 PM EST
Updated: 14 November 2005 1:10 PM EST
Post Comment | Permalink
22 October 2005
Tribulaciones de un autito de juguete


 





Posted by yelinna at 11:55 AM EDT
Post Comment | Permalink
28 September 2005
Laguna Rapagna 24 y 25 de septiembre

24 de sep: Caminata organizada por la gente de Aire Puro. Se supone que debíamos estar en el paradedo de Chosica a las ocho, pero como mi dueña tenía clase de telecomunicaciones 2 hasta esa hora prefirió llegar a San Mateo por sus propios medios.
Desde la facultad hasta el paradero en la Av. Arica en Chosica fue una hora y media de viaje. Ya no se encuentran carros a San Mateo a las 9:40pm y la única forma de llegar es en un bus interprovincial, de los que salen del paradero de Yerbateros hasta la medianoche. Mi dueña y yo tuvimos suerte ya que nos encontramos con más gente de Aire Puro que se habían quedado rezagados.


En San Mateo nos encontramos con el resto del grupo y con Rubén (ver: 1 de Julio: Chosica - El templo Krishna). Pasamos la noche en San Mateo y partimos en la mañana a las siete hacia la laguna. La caminata nos tomó alrededor de cuatro horas, el aire estaba extremadamente frío y hacía un sol y un viento muy fuertes.

Las fotos están akí y (las de Richi) akí.



Observad atentamente esta foto de mí estacionado cerca a la laguna. La Laguna Rapagna es tan tranquila que parece que nada viviera en ella.
Bajar hasta donde está el agua no es difícil, pero hay que tener cuidado de no resbalarse ya que aquí sólo hay piedras sueltas. Está enclavada en una hondonada en medio de los cerros y, lo que es preocupante, ha bajado su nivel en los últimos años. Cuentan que hasta hace poco el nivel del agua llegaba hasta el borde de la hondonada (donde estoy yo) pero actualmente está cincuenta metros más abajo. Esto se debe al calentamiento global, los glaciares que alimentaban a la laguna se han derretido y ésta es apenas alimentada con la poca agua que se filtra de las rocas. Repito: Observad atentamente esta foto pues dentro de unos años más la laguna habrá desaparecido. El antiguo nivel del agua está marcado por el cambio de color de las rocas, al frente.


Prefiero no pensar en esto.


Y ahora, una gran hazaña: el cruce de un monstruoso río de treinta centímetros de ancho y dos de profundidad ;)



Posted by yelinna at 11:36 AM EDT
Updated: 30 September 2005 12:14 PM EDT
Post Comment | Permalink
6 September 2005
Reseñas listas!


¡Por fin ya publicaron las rese?as de la caminata a Collata y del viaje a Otishi!



Posted by yelinna at 11:53 AM EDT
Post Comment | Permalink

Newer | Latest | Older