Make your own free website on Tripod.com

 

 

POESÍA MALDITA III

 

Fruto del delirio de las horas entre la oscuridad y la llegada de la mañana, antes de la conciencia del día presente, el mundo hecho de asfalto y metal...

 

 

 

 

ESCRIBIENDO UN POEMA

 

Prisionera de la llanura monótona frente a tus ojos

suelta tu tinta impresa sobre el cristal

en el que reflejas tu rostro

 

Si te cuesta la mano ofrécela a Minerva

Si te cuesta la cordura ofrécela a Marte

Si eres pájaro muere cuando estés en el aire

Si eres serpiente devora tus pensamientos

antes de que ellos puedan devorarte

 

La tierra es estéril antes de que los volcanes estallen

es fecunda después del desastre

¿Por qué te preocupas

si las cenizas caen y ya no pueden quemarte?

 

Ya hay dos líneas escritas

sin orden ni concierto

merecen morir en el fuego

¿por qué te preocupas

si ya se consumieron?

 

 

 

 

 

Si todos somos condenados al fuego eterno

bienvenida sea la esencia que alimenta los sentidos

y la belleza furiosa que desata el pecado

Satanás nos mostró su rostro

antes de nuestro nacimiento

bienvenidos sean

a la tierra áspera que hemos cultivado

para nuestro sustento

 

No somos ángeles caídos

desde los lejanos cielos

tampoco recibimos la bendición de Dios

en lo alto de su reino

somos huérfanos sin nombre

arrastrándose en medio de la niebla

sin luz ni guía

sólo nuestro deseo

de supervivencia

 

 

 

 

 

DETRÁS DEL METAL

 

Animales, venid a mí

hambrientos, desfallecidos

yo los alimentaré

con sangre y carne palpitante

100 000 cuerpos recién caídos

para su deleite

 

La tierra hiede a hierro

óxido

roja de tanto sangrar

y cae la lluvia de fuego

la otra lluvia, naturaleza viva

no la apagará

 

Animales, venid a mí

sedientos, de tanto vagar

consumidos

yo os saciaré

la sangre antes de coagularse es líquida

corre por la tierra

de ocre está hecho este segundo mar

 

Animales, venid a mí

espíritus sacados de los abismos

asesinos de metal

yo os enseñaré a ganarse el sustento

sólo caigan con fuego del cielo

la bala disparada ya está lista para matar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Home